30 abril 2010

Amor

Amor

Te miro, me acerco, te conozco

Te invito a mi casa.

Tú vienes. Charlamos, tomamos una copa,

Te beso, correspondes,

Me ofreces tu boca,

Labios jugosos y carnosos,

Tu lengua recorre la mía,

Beso tu cuello, deslizo mi mano por tu espalda,

Te estremeces, me estremezco, cuando me acaricias.

Caricias suaves y lentas,

Comienza la pasión,

Nos desnudamos lentamente,

Tus senos turgentes me miran desafiantes,

El calor es sofocante, arde la pasión,

Por la ventana entra la

Luz de la luna, bañando

Los cuerpos sudorosos que se entrelazan entre las sabanas….

Te toco me tocas, te beso, me besas…

Levemente te acaricio tus senos turgentes…

Tú te estremeces y te agarras más a mí…

Me acaricias, me estremezco y jadeo…

Comienzo, te aferras…

Me agarro a ti…

Suspiros, jadeos, besos…

Recorro tu cara surcando a besos los mil pliegues de tu piel…

Poco a poco llega el final…

Y la luz de la luna baña nuestro amor.



José Manuel Angulo

Zaragoza España

23 abril 2010

¿San Jorge o San Jordi?

Buenos dias a todos , estoy un poco harto la verdad de hoyr como se trastoca la historia dia tras dia, y de que aun a pesar de mi gran cariño a los catalanes y de todo lo que les rodea y de ser una magnifica comunidad, sigan algunos ninguneando a la mia que tiene un gran pasado, no en vano fue Coeona y uno de los pilares en la configuracion de España como reino, por eso si teneis ganas de leer os pongo un poco de historia en este post, simplemente para que esta no se olvide, y repito esto no va contra los catalanes gente a la que admiro profundamente.

de San Jorge, forjada en Oriente y difundida en Occidente de forma amplia a raíz de las Cruzadas, aúna la descripción del martirio del santo y el mito pagano de la victoria sobre el dragón, cristianizado a su vez por las fuentes medievales. La versión más antigua de la pasión del mártir es la de Pasícrates, tachada de extravagante por la Iglesia. Incluye sin embargo un dato de importancia: el martirio de San Jorge tuvo lugar el octavo día antes de las calendas de mayo a la hora sexta; es decir el 23 de abril al mediodía.
La Iglesia prefirió las denominadas Actas Griegas de San Jorge, conservadas en la edición de Lipomano y Surio, según un manuscrito vaticano en latín. No obstante la popularización de San Jorge vino definitivamente con la difusión de La Leyenda Dorada de Santiago de La Vorágine en el siglo XIII.
Anónimo (Jaca)
San Jorge parece ser el trasunto de un personaje histórico poco conocido, no obstante. La reinterpretación legendaria mezcla dichas reminiscencias con mitos. San Jorge habría nacido en Capadocia y habría sido instruido en la piedad cristiana por su madre, con la que marchó a Palestina, tras la muerte del padre. Por su origen noble fue nombrado tribuno militar. Rico heredero, al morir su madre, entró al servicio del emperador romano. Pero cuando ve las crueldades a que son sometidos los cristianos, reparte su riqueza y se enfrenta a las autoridades y al propio emperador.
Las fuentes hagiográficas recogen con variantes los terribles martirios a que San Jorge es sometido por defender su fe: atado a una rueda de cuchillos, arrojado a cal viva, sumergido en plomo ardiente, obligado a beber veneno, y finalmente, tras provocar conversiones y resurrecciones, es decapitado.
Jerónimo Cosida (Zaragoza)
La leyenda del dragón convirtió a San Jorge en un caballero vencedor de la tiranía. La ciudad libia de Silca estaba domeñada por un terrible dragón que se ocultaba en un gran lago. El monstruo despedía un terrible hedor que infestaba todos los alrededores. Había que alimentarlo para que no fuese a reclamar su comida a la ciudad. Llegó un momento que no hubo más alimento para el dragón que los propios habitantes de Silca, quienes debían sortearse el sacrificio.
Un día la mala suerte recayó en la hija del rey. La princesa, resignada a su destino, se disponía ya a cumplir su terrible deber, cuando apareció San Jorge. La doncella le contó la terrorífica historia y el santo caballero se enfrentó al dragón al que doblegó y entrego prisionero y moribundo a la princesa para que lo condujera a la ciudad. Cuando todos los habitantes de Silca se hubieron convertido, San Jorge mató al dragón.
José Ramírez (Zaragoza)
Este episodio del dragón llega a Occidente desde Siria en el siglo XI por medio de los cruzados. Simbólicamente el dragón enlaza con la idea oriental, especialmente sumerial, del gran adversario, y del caos primigenio de la cosmología mesopotámica. En el texto de la Leyenda Dorada alude a la peste, a las frecuentes y mortíferas plagas medievales.
La idea de enemigo primordial, y de la lucha heróica desplegada contra él, está además en relación con todos los mitos solares del Mediterráneo oriental, y es por extensión la representación del enemigo de Cristo y su pueblo. Enlaza por tanto con la lucha de la reconquista en territorio penínsular y con el milagro de la Batalla de Alcoraz en tierras aragonesas

tuvo lugar en el año 1096 en las cercanías de Huesca. El ejército aragonés asediaba la ciudad, dirigido por el rey Sancho Ramírez, desde el campamento establecido en el cerro de San Jorge. El combate queda trabado cuando llegan las tropas musulmanas desde Zaragoza y en él pierde la vida el rey Sancho Ramírez. La tradición asegura la aparición de San Jorge en la batalla, ganada por los cristianos. Huesca se rindió a continuación al rey Pedro I:
"...invocando al Rey el auxilio de Dios nuestro señor, apareció el glorioso cavallero y martir S. George, con armas blancas y resplandecientes, en un muy poderosos cavallo enjaeçado con paramentos plateados, con un cavallero en las ancas, y ambos a dos con Cruces rojas en los pechos y escudos, divisa de todos los que en aquel tiempo defendían y conquistavan la tierra Santa, que aora es la Cruz y habito de los cavalleros de Montesa.
Batalla de Alcoraz (Jerónimo Martínez, Teruel)
Y haziendo la señal al cavallero que se apeasse, començaron a combatir ambos a dos tan fuerte y denodadamente contra los Moros, dandoles tan mortales golpes, el uno a pie, y el otro a cavallo: que abriendo carrera por do quiera que yuan, recogían y acaudillavan los Christianos. El cavallero que traxo el santo martir, dize la historia de S. Iuan de la Peña alegada por Çurita, que era Aleman, al qual en aquel día y hora peleaba en Antiochia con los demas cruzados, mataron los moros el cavallo, y lo rodearon para matarle; y a este punto le apareció el gloriosos S. George, sin que el buen cavallero Aleman entendiese ni supiese quien era ... y ayudole a subir en las ancas de su cavallo, y sacole de su batalla, y subitamente lo transporto a Aragón, al lugar donde era la batalla del Rey don Pedro con los Moros, y señalole que se apeasee y peleasse.... Batalla de Alcoraz (Jerónimo Martínez, Teruel)
Espantaronse los enemigos de la fe viendo aquellos dos cavalleros cruçados, el uno a pie, y el otro a cavallo: y como Dios les perseguía empeçaron de huyr quien mas podía. Por el contrario los Christianos, aunque se maravillaron viendo la nueva divisa de la Cruz: pero en ser Cruz se alegraron, y cobraron esfuerço hiriendo en los Moros: y assi los arrancaron del campo y acabaron de vencer" (La batalla de Alcoraz según Diego de Aínsa, 1619).
Tras Alcoraz, y sobre todo a partir del siglo XIII, se populariza la protección de San Jorge sobre la Corona de Aragón, dando lugar a nuevas tradiciones sobre apariciones en combates. Jaime I, cronista y rey, cuenta que en la campaña contra Valencia algunos nobles y caballeros entre aragoneses y catalanes le explicaron que cuando ellos "estuviesen en un monte que ahora se llama Santa María del Puig, y contra ellos viniese toda la morisma, en la gran batalla se que se entabló entre ellos, se apareció San Jorge con muchos caballeros del paraíso que ayudaron a vencer en la batalla en la que no murió cristiano alguno".
Batalla de Alcoraz (Jerónimo Martínez, Teruel)

El mismo Jaime I narra que en la conquista de Mallorca, "según le contaron los sarracenos, estos vieron entrar primero a caballo a un caballero blanco con armas blancas". Para el rey este caballero fue San Jorge, "pues encuentro en otras historias que en otras batallas lo han visto muchas veces cristianos y sarracenos".
. Los cruzados habían traído desde Tierra Santa, donde San Jorge era famoso por sus proezas, el valor de lo maravilloso y la cortesanía que el santo representa. La condición de caballero y esforzado guerrero de San Jorge abocaba lógicamente su patrocinio sobre los ejércitos aragoneses empeñados en la Reconquista durante siglos.

quedó ligado a la figura de San Jorge a raíz de la tradición de la aparición del santo caballero en la batalla de Alcoraz. Alusiva a este episodio es la divisa de la cruz de San Jorge (cruz roja sobre fondo blanco) y las cuatro cabezas de moros. La divisa, convertida en la de Aragón, será citada en las Ordinaciones de Pedro IV el Ceremonioso, rey devoto de San Jorge.
Con ocasión del enfrentamiento con Pedro I de Castilla, el Ceremonioso envío cartas a sus ejércitos para que portasen "señeras con la señal de San Jorge" (1356-1359). Los reyes aragoneses adoptarán además como emblema el dragón - el drac- que aparecerá en las cimeras de sus vestimentas ornamentales. San Jorge presidirá la capilla del palacio zaragozano de La Aljafería y será invocado en todas las iglesias del Reino buscando su intercesión en favor de las victorias aragonesas. También será el patrón de la expedición a Grecia.
Escudo con la Cruz de San Jorge (Armorial de Aragón)
La devoción a San Jorge era casi exclusiva del monarca y los caballeros. Durante el siglo XIII las modas caballerescas favorecen la aparición de cofradías y órdenes militares, muchas de ellas bajo el patronazgo del santo. En la renovación de la caballería desempeñará un papel importante una obra, atribuida a Pedro IV, titulada "Obra de mosén Jordí e de cavalleria". Anterior a 1371 es la "empresa" también de Pedro IV que establece que "al servicio de Dios y de nuestra dueña Santa María y en reverencia del bienaventurado mosén San Jorge, se haga una empresa de nobles y de caballeros escritos en la forma que se dice y que se llame a los inscritos caballeros de San Jorge".
De especial importancia fue también la fundación en Huesca de la Cofradía de San Jorge, mencionada ya en 1243. Otra cofradía dedicada a San Jorge se instituyó en Teruel en 1263 con la protección del rey Jaime I.
El Rey de Aragón (Armorial Ecuestre del Toison de Oro)
En el siglo XV se constituye en Zaragoza la cofradía de Justadores, bajo el patrocinio de San Jorge. Cuando a comienzos del siglo XVI, Fernando II confirma su normativa, se ha convertido ya en el Capítulo de Caballeros e Infanzones de San Jorge. Llegó a reunir a la baja y alta nobleza aragonesa.
El influjo de la tradición georgina se advierte en la misma Diputación del Reino aragonés, que adoptará la simbología del santo en los sellos de validación de sus documentos, erigirá una capilla en su honor y dará su nombre a la sala principal del palacio, donde en un lugar privilegiado se colocará una imagen de San Jorge.
San Jorge en el Sello de la Diputación del Reino de Aragón

Las iglesias más antiguas consagradas al culto de San Jorge aparecen radicadas en tierras oscenses. Las primeras serían una en Monzón, citada en 1090, y otra la de San Jorge de las Boqueras, cerca de Huesca, de la que se tienen noticias en 1094, que debe ser la conocida como de San Jorge del Pueyo de Sancho, recuerdo constante de la batalla de Alcoraz. Otras iglesias dedicadas a lo largo del territorio aragonés se localizan por lo menos desde el siglo XVI en Alcará de Gurrea, Bastarás, Chimillas, Daroca, Alarba, Almonacid de la Cuba, Borja, Moyuela, etc.
                                                                      Fuente www.aragob.es













Puerta de Zaragoza (desaparecida) (Teruel)
Batalla del Puig (Marzal de Sas, Londres)
Natalio Bayo (Zaragoza)











12 abril 2010



A mi hijo Álvaro en su Séptimo cumpleaños

Un doce de Abril llegaste,
Y contigo llego la alegría,
Al ver tu carita redonda.
Dos lágrimas hiciste brotar,
De mi cara al oírte sollozar.
Sentimientos escondidos,
De mi corazón empezaron a brotar,
Qué alegría en mi ser,

Al oír tu risa sonar.
Brotando tu vida, de golpe en mi,
Poco a poco empezaste a crecer.
Ahora ya han pasado,
Siete años,
Desde aquel doce de Abril.
Y a cada momento la alegría brota,
De verte vivir,
Ternura, cariño y querer,
Despiertan al verte sonreír.
Aun recuerdo aquel doce de Abril,
De hace siete años al verte,
Reír.
José Manuel Angulo
12 de Abril de 2010

08 abril 2010

El olvido de los politicos

A veces los políticos parece que se olvidan de que son elegidos por personas que son como ellos, para luego dejarse llevar por la codicia y avaricia que les proporciona el cargo y dejan de ser personas normales para pasar a ser personas muy por encima de los demás. Actúan y hacen cosas para en la mayoría de los casos enriquecerse y pasan de ser unos simples trabajadores para ser multimillonarios a base de sobornos y prebendas, se endiosan y se creen intocables, hasta que sucede algo, les investigan y bajan de golpe a la tierra, donde pasan a ser apestados por los suyos y los no suyos. Los que antes les pasaban la manica por la espalda ahora apenas los conocen. Me da igual el signo político de cada uno ya que en todos sitios cuecen habas y en mi casa a calderadas como dicen en mi pueblo.
Mientras el pueblo que les vota pasa penurias ellos a lo suyo, a seguir cobrando y a seguir jodiendo al trabajador, a seguir proponiendo ideas idiotas, abaratar el despido para que haya trabajo dice el capital, mientras ellos a comer bogavante y centolla gallega, con ese mismo capital que desprecian tanto. A bajarnos el sueldo nos piden a los trabajadores, sin dar antes ejemplo y bajárselo ellos antes, luego ves el parlamento vacio, cuando a cualquiera de nosotros como faltemos a trabajar nos joden medio sueldo y como faltes tres días seguidos te echan sin una perra, y ya esta bien joder, de agobiar a la gente y de decir estupideces en el congreso y de recibir prebendas y que encima les salga gratis, y de que te engañen diciéndote que no tienen nada para luego verlos vestidos de Ralph Laurent.
Los políticos son personas que según mí entender tendrían que ser más blancos que los demás. No tirarse tanto los trastos a la cabeza y poner soluciones para que los que les votamos podamos vivir un poco mejor, solo un poco. La gente normal no pedimos nada más que poder pagar nuestras facturas e intentar vivir sin agobios, algo absolutamente normal por otra parte. Nos escandalizamos con los recientes casos de corrupción, de cómo vivía esa gente y de cómo se enriquecía a costa de los demás, y nos indignamos al verlos pasear por la calle tan tranquilos, e incluso conseguir fianzas millonarias personas que según ellos no tienen nada, mientras que el resto de los mortales como dejes de pagar la luz te la cortan sin miramientos. Y, ¡ya eta bien! De tanta hipocresía, el que ha robado estando en un cargo público y se haya enriquecido a costa de el a la cárcel sin miramientos e inhabilitado de por vida. Sin embargo creo y confió en la justicia, como creo y confió en que hay políticos honrados, porque sino fuera de otra manera estoy seguro que me volvería loco de tanto pensar.
José Manuel Angulo

Revista digital salamagA Marzo

Tambien en Daylimotion

Search


contador

Decora tu blog

Ayuda BLOG