21 diciembre 2010

Andreita y Lucinda en Navidad
Todo era alegría y felicidad en el bosque animado, no era más que un devenir de personas y personajes cantando y bailando ante la proximidad de la Navidad y sin lugar a dudas las mas contentas eran las protagonistas de esta historia que no son otras que el hada Andreita y la niña Lucinda, ellas solas habían conseguido algo muy, muy importante, la unión entre los habitantes del bosque y los seres mágicos. Convocaron a todo el bosque para decidir donde celebrarían la Navidad ese año y entre todos acordaron que se reunirían alrededor de un gran sauce llorón que contaba con más de doscientos años de vida. Andreita y Lucinda se encargaron de repartir los trabajos; a los gnomos les toco el hacer las cintas de colores para adornar el maravilloso sauce, a los fernulian les encargaron la realización de las bolas de colores y a los habitantes de la aldea les encargaron el reunir leña y comida para la celebración. Y así transcurrían los días entre preparativos y reuniones  ante la atenta vigilancia de Andreita y Lucinda. Cantando, bailando y riendo trabajaban todos juntos, donde antes había temor y rencor ahora era Paz y armonía. Llego el veintitrés de Diciembre y todos se dispusieron a adornar el gran Sauce, las hadas comandadas por Andreita se encargaron de colocar cintas y bolas en lo más alto del Árbol, mientras por abajo y comandadas por Lucinda se encargaban gnomos,  fernulianos y aldeanos. Poco a poco el Árbol quedaba hermoso destacando ante el blanco del bosque los maravillosos colores de bolas y cintas, el remate final llego con el batir de las preciosas alas de las hadas soltando un bellísimo polvo dorado lo que hacía que el Sauce brillara con luz propia. Dando por terminada la decoración, todos se fueron a dormir exhaustos pero contentos y con ganas de que llegara el día siguiente para comer juntos alrededor de tan magnífico Árbol. Con el primer trinar de los pajarillos Andreita y Lucinda despertaron comenzando a llamar a todo el mundo anunciando la llegada de la Navidad, todos juntos se reunieron ante unas grandes mesas e hicieron unas grandes hogueras donde asarian carne y verduras. Cantando y bailando comían y bebían aldeanos y seres mágicos, hasta los animales se reunieron con ellos para celebrar la Navidad. Casi sin darse cuenta el día fue apagándose y unos farolillos se dispusieron a alumbrar la fiesta, rojos, amarillos, azules, rosas de multitudes de colores… en lo más álgido de la fiesta estaban cuando a lo lejos oyeron. ¡Ho, ho, ho! Y unas campanillas o cascabeles,  todos miraron hacia arriba y vieron reflejado en la luna al gran trineo de Papa Noel que descendía hasta el claro del bosque con un saco lleno de regalos para aldeanos y seres mágicos. La chiquillería del bosque se reunió alrededor de el, mientras Papa Noel repetía una y otra vez-¡tranquilos, tranquilos, que hay para todos, ho, ho, ho…!-.
Y así acabo un año más entre risas y juegos el día mas especial del año La Navidad donde Andreita y Lucinta estaban felices ante lo conseguido que no era otra cosa que la Paz y Armonía entre los habitantes del bosque, y donde todos  se dieron cuenta que lo más importante de todo y el mejor regalo de la Navidad era; LA AMISTAD  Y PASARLO EN FAMILIA.
¡FELIZ NAVIDAD!

Jose Manuel Angulo

09 noviembre 2010

La mariposa volosa (y amigas)

La mariposa volosa (y amigas)
Le dijo la oruga Alejandra a la mariposa volosa
¿Dónde vas tú tan hermosa?
A casa del escarabajo Andrés que ha sido padre por tercera vez.
Deja que te acompaño
Por el camino se encontraron a la Cigarra Felisa
¿Dónde vais tan hermosas?
A casa del escarabajo Andrés que ha sido padre por tercera vez.
Entro en casa la Cigarra Felisa, cogiendo el bolso
Y poniéndose un lazo rosa se fue con ellas.
De camino  iban, la Oruga Alejandra, la mariposa volosa,
Y la cigarra Felisa, cuando se encontraron a la
Vaca Paca
¿Pero qué barbaridad, pero donde van ustedes tan hermosas?
¡Vamos a casa del escarabajo Andrés que ha sido padre por tercera vez!
Y metiéndose en la cuadra, se puso su cencerro de oro y se fue con ellas.
Cuando llegaron a la puerta de la casa del escarabajo Andrés
Se encontraron con el caballo Paco, el oso Amoroso y el búho listillo
Que con una sonrisa en la boca
Preguntaron a la vez
¿Dónde van ustedes tan hermosas?
Por si no os habéis enterado
¡vamos a casa del escarabajo Andrés que ha sido padre por tercera vez!

Jose Manuel Angulo
Zaragoza

13 octubre 2010

El síndrome Belén Esteban

Esta carta la he trasladado a traves de facebook y no se quien la firma por eso no pongo su nombre, sencillamente me ha parecido interesante el transmitir algo que yo mismo pienso y la cual repito no es de mi cosecha

...Como profesora, las preguntas de los alumnos que más me cuesta responder convincentemente son sobre por qué hay que estudiar cosas que a ellos les parecen inútiles o absurdas, como la Historia o la Geografía. Yo tengo claro qué me aportan a mí, pero de todas las razones que hay para estudiar estas cosas, yo les hago hincapié en lo necesarias que son estas disciplinas para comprender el mundo en el que viven: las coordenadas de espacio y tiempo, que al fin y al cabo son las que tratan la Geografía y la Historia, nos ayudan a conocer el sitio que ocupamos en el mundo y a comprender de dónde vienen todas nuestras realidades. Que todo eso les puede parecer ajeno y absurdo, pero que muchas de las cosas que estudian tienen que ver con su vida real y que, quieran o no, les afectan.

Por ejemplo, ¿quieres saber por qué tienes a tu lado a un compañero que viene de Ecuador? ¿por qué habla el mismo idioma que tú? ¿quieres entender por qué un señor, por nacer con el apellido Borbón, va a ser "rey" y el Estado Español le va a dar mucha pasta (que vendrá de los impuestos que tú pagues de mayor)? ¿por qué lo que digan unos señores europeos en Bruselas va a repercutir - y mucho - en tu vida? Todo eso es geografía. Todo eso es Historia.

Algunos entienden qué quiero decir, otros no. Yo no llevo mal las preguntas, las protestas... son críos. Es normal. Donde me desarman del todo y me dejan sin respuestas es cuando me dicen que todo eso les da igual. Que para qué quieren saber dónde está Marruecos, si no van a ir nunca. Para qué conocer el tipo de elecciones que hay en España, si ellos no tienen la intención de votar jamás. Que les resbala que haya una guerra en Irak, que media África se esté muriendo de hambre o que la Unión Europea diga "bla". Si ni siquiera les interesa eso, imaginaos lo complicado que me resulta hacer que se interesen por lo que hacían señores de hace cinco siglos, por muy apasionante que yo intente pintarlo.

Y, lo que llevo peor con diferencia, es esa actitud de orgullo con el que exhiben su ignorancia y su cortedad de miras. Esa actitud de "no sirve para nada, no me interesa. Eso que cuentas y a lo que dedicas tu vida es una mierda. Yo quiero jugar a la Play/ irme de compras al Centro Comercial y ya". La tienen conmigo, que enseño Historia, pero también con los profes de lengua, de biología, de matemáticas. El desprecio por los libros, por el Arte, por la Cultura, por las Ciencias... no es algo tan raro, y puede conmigo.

Últimamente esa actitud está más de moda que nunca. Tenemos una perfecta encarnación en la dichosa Belén Esteban, que no sabe nada, no quiere saber nada y se jacta de ello. La mala educación, la zafiedad y la ignorancia puestos en un pedestal día tras día. Todo el mundo la aplaude porque ella es "auténtica" (signifique lo que signifique eso). Conozco a mucha gente a la que le gusta ver a la Esteban y es curioso, porque hay toda clase de personas entre su público. Entre ellos, los que más me llaman la atención son dos tipos: la gente que tiene (o cree que tiene) más educación que ella y la ve como un divertimento, incluso algunos como un consuelo (yo soy mejor que ella), o los que son como ella, que han visto como la ignorancia y la mala educación también te pueden hacer triunfar en la vida y que hay que sentirse orgulloso de ello. Eso me da miedo: que se extienda y que sirva de ejemplo a más bobos, que opinen que el no saber nada es estupendo. Que el presumir de ser zafio e inculto se convierta en políticamente correcto y sea bien visto.

"Eh, que yo no quiero ayuda de nadie, que no necesito ayuda, leche" dice la Esteban en un momento de estos cuatro minutos de despropósitos.

"Como yo no he pillado esa revolución -la industrial- tres narices me importa"- un argumento que podría haber empleado uno de mis peores alumnos.

En fin... lo grande es que estoy convencida de que la mayor parte del público (y muchos de los de las mesas) no tenían ni idea de que la chica estaba metiendo la zarpa hasta el fondo y más allá y reían y aplaudían porque lo decía el regidor.

Espero que me entiendan: yo no critico a la gente que no sabe. Yo no sé mucho de tantísimas cosas... tampoco creo que tenga que ser motivo de vergüenza el no haber estudiado, el no hablar correctamente o el tener lagunas de conocimiento.

Lo que me revienta es la actitud contraria, la exhibición con orgullo de la ignorancia y el menosprecio a cualquier cosa que huela a sapiencia.

Me duele el desprecio a la educación, en todos sus sentidos...

11 septiembre 2010

Horror

Bueno tras una pausa en mis escritos retomo mi labor de escritor amateur con este relatico espero os guste.


El soldado miraba a su alrededor plagado de cadáveres, el arma que llevaba en la mano aun humeaba, seguramente si tocara el cañón estaría al rojo vivo. Oleada tras oleada se habían lanzado desde al amanecer a ocupar aquella maldita cota 37, ahora después de siete horas habían conseguido reducir a los que estaban, no sin causarles innumerables bajas. Solo porque a algún malnacido se le había ocurrido mandarles a ese infierno en bien del progreso y la democracia, mientras el seguramente estaría recostado en un buen sofá con una buena copa en la mano y un buen puro en la boca. Más de cinco mil hombres habían mandado a ocupar esa cota tan importante para el transcurso de la guerra. Y ahora hay estaba el rodeado de un montón de cadáveres, cuerpos mutilados ya sin vida, personas que horas antes tenían sus deseos e inquietudes ahora truncadas por aquella maldita guerra, sin saber a ciencia cierta cuantos habían caído y porque, mientras que el daba gracias al cielo por permitirle vivir un poco más. Se sentía sucio y cansado, notaba su cara viscosa y grasienta, se miro las manos y las vio con sangre seca y negra por la suciedad. Echo una ojeada al uniforme antes verde oliva y ahora lleno de barro y sangre, una vez más se volvió a preguntar ¿todo eso para qué?, ¿Cuántas madres llorarían por sus hijos cuando les llegaran las cartas del estado mayor?. Diciéndoles que habían caído con valor defendiendo a la patria y al estado de bienestar.
 En sus oídos aun perduraban los sonidos de aquella batalla, gritos, maldiciones, llamadas a la madre de algún soldado caído o herido. No sabía muy bien porque pero en los momentos más difíciles el soldado nunca se acordaba de su padre, hermanos, novias o mujeres sino simplemente de la madre, esas maravillosas mujeres que te dan la vida para que otros tan ricamente en sus despachos decidan quién debe morir y porque. En ese momento decidió que si salía de esta se recluiría en algún sitio donde la paz y el amor a la vida fueran indispensables,  seguramente se iría a algún pueblo perdido de las montañas, con cuatro gallinas y alguna cabra. Tan ensimismado estaba en sus pensamientos, que no vio a un sanitario agarrándole y preguntándole.
- ¿Te encuentras bien?- soldado contesta- ¿te encuentras bien?
-Estoy bien, estoy bien, tranquilo. Mira a ver por ahí que ha sido una locura y tienen que haber muchos heridos. ¿Dónde está el capitán de la tercera, lo habéis visto alguien?
-A caído un poco más arriba, ha tenido que ser un infierno.
Me colgué mi arma al hombro y empecé a caminar colina arriba, conforme subía empecé a preguntarme el porqué de tanto horror, el porqué los hombres nos matábamos sin piedad para defender palabras como el honor, cuando esa palabra tendría que ser utilizada para razonar y perdonar agravios sin necesidad de matarnos unos a otros, y no utilizada sin más y así tener una oportunidad de ir a la guerra. Guerras que organizaban otros sentados cómodamente en sillones de cuero, mientras jóvenes marchitaban su juventud dándolo todo por ellos. A mis veintisiete años parecía que tenía cuarenta y dos y toda una vida vivida por delante cuando aún no había empezado ni siquiera a vivirla. Solo éramos carne de cañón barata a los cuales en los campos de instrucción nos comían la cabeza, preparándonos para algo que nunca olvidaríamos;¡Matar!, y eso era algo que nunca se nos olvidaría, y lo más grave luego saldríamos a la vida civil siendo un peligro en potencia, lo que hacía que en el peor de los casos nos volviéramos a enrolar o nos fuéramos a matar según quien pagara convirtiéndonos  a chicos normales en asesinos.
En lo alto de la colina me encontré con lo que quedaba de mi compañía, empezamos a abrazarnos dando gracias de seguir vivos, diciéndonos que aquella locura había terminado y que volvíamos a casa a descansar por una temporada, a esperar al empiece de otra campaña…
José Manuel Angulo García
Zaragoza 10 de Septiembre de 2010

10 agosto 2010

Besando la Tore del Agua

Besando la torre del agua es una de las ultimas fotos que he echo
y que a mi en particualr me encanta por la perspectiva
espero que os guste tanto como a mi
JoseMAngulo

08 agosto 2010

Anochecer en el Ebro

Hola amigos desde este momento me alegra enseñaros fotos echas por mi
no se si seran artisticas o no pero a mi me gustan
y or eso me alegra compartirlas con todos vosotros
empezare por una foto que en particular me encanta esta echa en la orilla del Ebro
e intentado captar el momento donde decae el sol, lo que no se es si fue fruto de la casualidad
espero os guste.
JoseMAngulo

07 agosto 2010

No todo es lo que tienes

Todo no era felicidad y eso lo sabia muy bien el hombre sentado en el escritorio, enfrente de el una beretta del 22 le miraba fijamente, debajo una nota diciendo<>, posteriormente agarro la pistola y se descerrajo un tiro en toda la cabeza. Rápidamente se oyeron unas carreras por el pasillo se abrió la puerta y la mujer de Carlos lanzo un chillido que se la escucho en toda la manzana. Pero ¿Por qué, porque? Se preguntaba sin parar, lo que no sabia Carmen es Que Carlos había desfalcado mas de dos millones de Euros para poder seguir llevando la vida que llevaban. Y es que la vida no es lo que tienes si no lo que eres.

JoseMAngulo

Zaragoza

20 julio 2010

Eurythmics

Otros para el recuerdo grupo britanico  
conformado por Annie Lennox (vocalista) y Dave Stewart (compositor) a principios de 1980
El nombre del grupo viene de la palabra Euritmia, cuyas raíces devienen del griego Eu -Verdadero, Bien, bueno- y Rythmes -Ritmo-, refiriéndose a la correspondencia que hay en cada una de las partes para producir una obra de arte musicalmente. Otros consideran que significa Ritmo Europeo.
A Eurythmics se le reconoce por ser una de los grupos líderes del Electro Pop de los 80’s y quienes iniciaron la era de los videoclips en esa década. La vocalista causó controversia debido a su look tan andrógino y cuyo cabello aún no se sabe cual es el verdadero color.
Uno de sus temas principales es Sweet Dreams, el cual baile
una buena temporada por las discotecas valencianas, y del que os pongo el video para que lo disfruteis.
 
Fuente: last.fm

 

18 julio 2010

OMD Enola Gay

¿Alguien no se acuerda de OMD?
Si de esos dos chicos britanicos que en la decada de los 80
triunfaron con Enola Gay y que todos de mi generacion bailamos como locos.

Por si alguien no se acuerda os dejo el video de Enola Gay.
Disfrutarlo porque joyas como esta ya no se hacen.

17 julio 2010

Ultravox VIENA

Quien no se acuerda de este magnifico grupo y cancion 
Por si acaso alguno se ha despitado
aqui os la dejo para que descubrais a uno de los grupos llamados o 
mal llamados "nuevos romanticos" 



Un dia cualquiera


Un día cualquiera
¡Riiiing!, ¡riiiing!, riiiing!, se oía dentro de la habitación la cual se hallaba en penumbra, una mano apareció por debajo la almohada buscando el interruptor para apagar semejante sonido, al no conseguirlo esa misma mano le pego un manotazo mandando al pobre despertador al otro lado de la habitación. Poco a poco el cuerpo que se encontraba tendido en la cama comenzó a incorporarse, lentamente sus ojos comenzaron a abrirse dirigiendo su mirada hacia los números fluorescentes del despertador que poco antes había tirado, en el marcaban las seis de la mañana, giro la cabeza a la derecha y en el galán vio el pantalón blanco, la camisa blanca, zapatillas blancas, faja roja y pañuelo para el cuello rojo, todo preparado para cumplir una promesa a su padre fallecido tres mese atrás.
José Antonio como se llamaba su padre había nacido en Pamplona y corrido hasta los veinticuatro años el encierro hasta que emigro a Argentina y creó una familia, de allí era Juan Carlos un abogado de fama y que ahora se encontraba en los San Fermines para correr un tramo del encierro como le prometió a su padre ya fallecido. Con el habían ido Gerardo y Juan, este ultimo torero y el que lo había preparado con sesiones maratonianas de correr en los prados e incluso el que le había preparado hablándole de toros y de lo que se encontraría en Pamplona, sobre todo en las calles, algo que él había visto el día de antes quedándose asombrado de la cantidad de gente que saltaba al recorrido del encierro. Poco antes en la comida le habían explicado cómo funcionaba el tema desde el sonido del chupinazo que era la señal para que los toros salieran hasta lo que tenía que hacer si se caía – Sencillo- le dijo Armando un corredor experimentado-metiéndose una cucharada de pochas a la boca, si te caes quédate tapándote la cabeza quietecito en el suelo hasta que alguien te avise tocándote, así lo único que te llevaras es que te pisen pero con ello evitaras que te corneen -  lo soltó quedándose tan pancho, cuando yo estaba aterrorizado con solo acordarme de los bichos que había visto por la mañana y de los cuerno que tenían y para colmo de males aquella misma mañana ¡dos corneados graves vi!.
Me levante y me fui a ducharme, mientras el agua recorría mi cuerpo llamaron a la puerta de mi habitación, enrollándome una toalla Salí al hall -¿Quién es!- el camarero señor, le traigo el zumo- . Abrí la puerta dejándole paso y mande colocar el zumo encima la mesa, firme y salió, lo cogí y me lo bebí de un trago. Termine de secarme y comencé a vestirme en esas estaba cuando llamaron a la puerta, esta vez era Armando que me venía a buscar.- ¿estás preparado?- si – Conteste. Nos dirigimos hacia estafeta que era la zona que íbamos a correr los dos, ya que mi padre había corrido allí en sus tiempos mozos. Estafeta era uno de los tramos más peligrosos ya que era muy difícil correr todo el tramo ya que los toros solían rebasarte y aquí era donde tenias que saber en qué momento hacerte a un lado e incluso cavia la posibilidad de que quedaran toros descolgados y eso era muy peligroso, de todas formas intentaríamos correr hasta telefónica. A las siete ya nos hallábamos con otros corredores periódico en mano enrollado haciendo ejercicios de calentamiento algo muy importante para así no sufrir un tirón en plena carrera, al poco llegaron Gerardo y Juan. Poco a poco la calle se fue llenando de gente y a mi conforme se acercaba la hora más nervioso me encontraba. Armando y sus amigos me decían- Vaya cojones has tenido correr la primera vez e ir a elegir los toros de Miura, morlacos de más de seiscientos Kilos de peso-.
A las ocho en punto sonó el chupinazo anunciando que salían los toros de la cuesta de Santo Domingo. En poco más de minuto y medio los tendríamos aquí. Minuto y medio que a mí me pareció una eternidad cuando de repente Armando me toco en el brazo y me hizo un movimiento con la cabeza, me gire y vi como tomaban la curva de mercaderes, en ese momento me eche a correr….

José Manuel Angulo García
Zaragoza España

13 julio 2010

Campeones del Mundo

Hoy despues de todas las celebraciones, echo la mirada atras treinta y dos años despues y veo a  niño que empezaba en esto del futbol y que vio su primer mundial con trece años, y recuerdo a Maradona a Kempes a Gruyf, Bekenbauer, Müler, Juanito, Ruben Cano y tantos otros. Ese niño ilusionado siempre veia como otros levantaban esta copa tan chula y se echaba a llorar, pensando si alguna vez veria a sus heroes
 levantarla, su padre siempre le animaba diciendole que aquello era juego y nada mas. Ese niño se hizo mayor y siguio jugando y viendo mundiales y europeos preguntandose si ese seria el año de llorar de emocion y una vez tras otra chocaba con la desilusion, el codazo de Tasotti a Luis enrique el robo contra Corea y tantas desilusiones. Pero el dia 11 de Julio ese niño ahora hombre lloro aunque esta vez ya no de pena sino de alegria porque 23 chavales habian echo realidad ese sueño, el de ver a la Seleccion ser campeona del Mundo, y hoy no tiene que consolar a su hijo por ver perder lo que es tan ansiado si no todo lo contrario hoy mi hijo dira cuando sea mayor ¡yo vi gana r a la roja su primer campeonato del Mundo!.
Recordar como ya hicieron estos chavales Dani Jarque y Antonio Puerta y a todos los futbolistas sin nombre que han muerto de ataques al corazon sobre los terrenos de juego.
¡CAMPEONES DEL MUNDO!
¡GRACIAS!
 

11 julio 2010

Dia especial

Hoy es un dia especial para mi, desde que en el año 1973 empece a seguir los mundiales año tras año no he hecho mas que esperar a que España llegara a una final del Campeonato mundial de futbol.
Y hoy mas de treinta años despues se cumplira, por fin el sueño que
tuve de niño el de ver jugar a mi seleccion una final mundialista se hara realidad,
luego la ganara o no pero al menos no quedare defraudado como en innumerables ocasiones,
cuando nos volvíamos en cuartos o lo que era mas grave en octavos, o como en el caso
del 82 no pasamos si quiera de la primera fase y eso siendo nosotros los organizadores.
esta tarde me pondre mi camiseta y animare desde mi casa impulsandoles a los magnificos jugadores
que tenemos nuestras ansias de traernos para casa la tan ansiada copa.
¡Disfrutarla que yo pienso hacer lo mismo!
¡Suerte España!

08 julio 2010

Alegria


Alegría

Alegría de vivir,
Alegría de verte sonreír,
Alegría de ver amanecer cada mañana, juntó a ti.
Alegría,
Cuando por primera vez te vi.
Alegría de compartir mi vida a tu lado.
Alegría de ver el mundo, florecer.
Alegría cuando veo a mi hijo sonreír.
Alegría de amar y ser correspondido.
Alegría, de poder compartir con vosotros la aventura de escribir.
Alegría, alegría, alegría…..

José Manuel Angulo
Zaragoza España

19 junio 2010

¿Reforma?

Los mercados financieros tienen un hambre voraz, durante años han estado especulando a costa de cuatro tontos y ahora que las cosas van mal no hacen más que exigir y exigir a los gobiernos medidas contra la crisis. Estos a su vez les conceden lo que piden, dándoles así de comer, pero el monstruo cada vez pide más con el hambre voraz que le caracteriza. El año pasado ya se veían brotes verdes según nuestro gobierno e incluso países como Francia e Inglaterra o Alemania salían de la recesión. ¡Cuánto de equivocados estaban!, a un año de esto resulta que ahora hay que hacer mas reajustes para el déficit, lo que nos sitúa peor que antes. Los gobiernos anuncian medidas duras para ajustar ese déficit, medidas que por el contrario no pagan los ricos sino que los trabajadores somos los que asumimos las mismas, mientras que los que han provocado esta crisis salen de rositas. No hago más que oír el impuesto en nuestro país a los más ricos pero no veo cuando llegara, más bien creo que son palabrerías para callar a los que sí que estamos pagando la crisis que somos nosotros los currantes de a pie.

¿Cómo reajustan el déficit?, pues muy sencillo: ¡Recortan el sueldo a los funcionarios!, ¡bravo!, gran medida. Aducen; “que como tienen puesto fijo tienen que ser solidarios con los que han perdido su puesto”, joder no dejaran de ser trabajadores como todos que además han tenido que aprobar una oposición para estar ahí y de que la mayoría tiene unos sueldos de mierda; Son mileuristas, los del estado sobre todo aunque los trabajadores de ayuntamientos ganen más. Eso sí, ellos también se rebajan el sueldo en un 15%, ¡tócate los cojones!, ¿en un sueldo de siete mil euros cuanto es eso?, pues nada. Ahora no hablan de quitar vicepresidencias, consejeros, secretarios del secretario y puestos que no valen para nada y que por el contrario sí que ahorrarían un montón de euritos a las arcas del estado. Algo muy peligroso eso de bajar el sueldo a trabajadores, ¡Porque ojo, luego vamos detrás los que no somos funcionarios!, y nosotros los de la empresa privada no tenemos el puesto fijo.

Pero aquí no acaba todo ojo, que como no se ponen de acuerdo sindicatos y patronal sobre la reforma laboral, entra el gobierno y esto aquí sí que es grave. Según entiendo yo para crear empleo primero hay que bajar el despido como he dicho antes ¡tócate los cojones!, encima si considera la empresa que tiene perdidas(o, eso he entendido yo), te echan a la calle con 20 días, ocho de ellos encima los paga fogasa. Creo yo que antes de abaratar el despido habrá que considerar alguna cosa más como por ejemplo crear subvenciones para crear empresarios o algo por el estilo, no sé yo no soy economista pero considero que habrá que poner facilidades en vez de trabas y burocracia. Pero no señor la clase empresarial de esta país considera que para crear empleo hay que abaratar el despido, menuda clase empresarial tenemos que además mantienen en el cargo a un presidente con todas sus empresas a pique. Mal lo tenemos los trabajadores de este país como no tomemos medidas contra esto. Porque además no se qué futuro vamos a construir para que nuestros hijos se busquen la vida.
 Esto no deja de ser mas que la opinión de un votante que además es socialista.

23 mayo 2010

Impresionante testimonio de un superviente Judio

Ha cumplido 87 años y los ojos se le siguen llenando de lágrimas cuando cuenta lo que vivió en Auschwitz-Birkenau. Shlomo Venezia, judío sefardita, nacido en Salónica en 1923, pero de nacionalidad italiana, fue durante ocho meses y medio, desde abril de 1943 hasta diciembre de 1944, miembro de los Sonderkommandos, los comandos especiales formados por prisioneros judíos que se encargaban de aplicar la solución final moviendo los engranajes de la máquina del exterminio nazi. "El mecanismo funcionaba como una cadena de montaje", recuerda. "Unos acompañaban a los prisioneros que llegaban desde los trenes hasta las cámaras de gas; los ayudaban a desvestirse y a entrar en aquel sótano; cuando morían, 10 o 12 minutos después, sacaban los cadáveres, y otros les cortábamos el pelo, les quitábamos los dientes de oro y luego los metíamos en los hornos crematorios".

La infernal rutina ideada por los jerarcas nazis para convertir en ejecutores a los propios judíos ha perseguido a Venezia durante toda su vida. "Nunca se sale del campo, todo te recuerda a aquello", explica en un perfecto castellano que en realidad es ladino, el dialecto de los judíos de origen español. "Da igual cualquier cosa que hagas, lo que sea que veas o pienses, todo devuelve tu espíritu al mismo lugar".
Shlomo Venezia fue uno de los 70 supervivientes de los comandos especiales. "Durante mi estancia mataron a 741 de los nuestros". Antes de que llegaran los rusos a Auschwitz, Venezia logró escapar y llegar hasta Mauthausen. Desde allí viajó a Italia. Pasó siete años en el hospital, enfermo de los pulmones, y permaneció 47 años en silencio, sin poder asumir su experiencia. Un día de 1992, Venezia se dio cuenta, viendo en Roma una exposición de Anna Frank, de que volvía un clima antisemita. Animado por su alegre y valerosa mujer, Marika, una judía húngara 15 años más joven que él, con la que tuvo tres hijos y que desde hace 21 años se ocupa de la modesta tienda de ropa y bolsos de la familia situada a 50 metros de la Fontana de Trevi, el superviviente empezó a narrar su historia.
Desde entonces no ha dejado de hacerlo; en cientos de escuelas italianas y en los Viajes de la memoria a Auschwitz que organiza el Ayuntamiento de Roma -gracias a una iniciativa de Walter Veltroni- desde hace un par de décadas. "Shlomo ha ido ya 54 veces a Auschwitz", cuenta su esposa mientras esperamos en la tienda a que llegue su marido. "La primera vez que le invitaron dijo que no, pero al final se decidió a ir con un amigo para darse fuerza mutuamente. Pasó casi 50 años en silencio... No fue fácil. Cuando bañaba a los niños y le preguntaban qué era ese número tatuado en el brazo, les decía: 'Es el teléfono de una novia que tuve".
En 2006, Venezia se decidió a poner por escrito su testimonio, tan singular como crucial para desmentir a los negacionistas. Concedió una larga entrevista a la periodista francesa Bèatrice Pasquier, publicada como libro en enero de 2007 por la editorial Albin Michel con un prólogo de Simone Veil, ex ministra francesa y ex presidenta del Parlamento Europeo. Tras ser traducido a 19 lenguas, el alegato de este hombre honesto y limpio, injustamente acusado por otros supervivientes de haber colaborado con los nazis, llega ahora a España con el título de Sonderkommando. En el infierno de las cámaras de gas (RBA Editores).
Conociendo a Venezia, cobra más sentido lo que escribió en el prólogo Simone Veil, superviviviente de Auschwitz: "La fuerza de este testimonio se debe a la irreprochable honestidad de su autor, que sólo cuenta lo que él mismo ha visto, sin omitir nada".

Pregunta. ¿Cómo mantuvo su familia el ladino, viviendo en Grecia y siendo italianos?

Respuesta. No he reconstruido mi árbol genealógico, pero sé que fuimos expulsados de España por los Reyes Católicos y que acabamos en Italia. Otros fueron a Marruecos. Los judíos de entonces no tenían apellidos. Se llamaban Isaac, hijo de Salomón, por ejemplo. Muchos tomaron el nombre de las ciudades donde se instalaron. Por eso nosotros nos llamamos Venezia. En casa hablamos siempre ladino, aunque desde Italia se fueron a Salónica, no sé cuándo. Yo lo hablé hasta que hace siete años murió mi hermana. Una vez fui a España [adonde volverá el próximo día 26, con motivo de la publicación de su libro [y para un homenaje organizado por Casa Sefarad-Israel] a hablar de mi historia y un hombre me dijo: "Ha usado usted palabras que no se oían aquí desde hace 500 años". Por ejemplo, 'condurias', que quiere decir zapatos.

P. ¿Cómo era su vida en Grecia hasta que fue deportado?

R. Éramos muy pobres. Los judíos vivíamos en chabolas de hojalata en diversos barrios de Salónica. Mi hermano mayor estaba en Italia estudiando con una beca del consulado. Mis tres hermanas y yo estudiábamos en el Colegio Italiano. Mi padre murió de repente cuando yo tenía 11 años. Entonces tuve que dejar de estudiar para ayudar a mi madre. En 1938, mi hermano volvió a casa debido a las leyes raciales de Mussolini. Los alemanes habían ocupado Grecia y yo me dedicaba al estraperlo de tabaco. Se lo cambiaba a los soldados por medicinas para la malaria. La mitad las vendía para comer y la otra mitad para comprar más tabaco. Ahí aprendí un poco de alemán.

P. Le detuvieron en abril de 1944. ¿Qué pasó?

R. Estábamos en Atenas, bajo la ocupación italiana. A primeros de marzo promulgaron una ley que obligaba a los hombres judíos a pasar cada viernes por la comunidad para firmar en un registro. Un viernes nos encerraron allí y ya no pudimos salir más. Luego nos llevaron a la cárcel de Haidiri y en el patio encontramos a la familia. Nos dijeron que nos iban a mandar a Alemania y que nos darían una casa. Que los hombres tendríamos trabajo y las mujeres cuidarían de los niños. Una mañana nos llevaron al tren. No sabíamos nada de Alemania. No teníamos radio ni nada. Era el 1 de abril.

P. ¿Cómo fue el viaje?

R. Duró 11 días, no se acababa nunca. La Cruz Roja de Atenas nos dio unos paquetes con comida antes de salir y gracias a eso logramos llegar vivos. En mi vagón íbamos 65 personas. En total seríamos 1.500. Cuando llegamos a la Rampa de los Judíos, un lugar desde el que no se veía ni Auschwitz ni Birkenau, que era donde estaban los cuatro hornos, hicieron la selección. Eligieron a 320 hombres para trabajar y a 113 niñas para coser ropa. A los demás no los volvimos a ver.
P. Su madre y sus tres hermanas murieron ese mismo día.

R. Según supe días después, mi madre y mis hermanas menores, Marika, de 14 años, y Marta, de 11, fueron asesinadas con el gas Zyklon B a las dos horas de llegar. Al día siguiente le pregunté a un preso polaco y me dijo que no pensara en eso, que descansara y que ya me lo dirían. Le insistí, me cogió del brazo, me sacó fuera a ver la chimenea humeante y me dijo: "Todos los que vinieron contigo se están liberando". No supe qué pensar. Días después vi que tenía razón. Mi hermana mayor, Rachel, fue seleccionada para trabajar y se salvó. Ella nunca quiso hablar ni oír hablar del campo. Cuando todo acabó, tardé 12 años en encontrarla. Se fue a Grecia y luego a Israel porque estaba allí su novio, un francés al que conoció en Auschwitz. Murió hace siete años.

P. ¿Y su hermano?

R. Cuando los rusos liberaron el campo no nos vimos. Supe que estaba vivo y que había ido a Roma. Tardé siete años en verle. Tampoco quiso contar nunca nada. Casi nadie quiso contar nada nunca. Tampoco mis primos. Sólo yo pude.

P. ¿Empezaron enseguida a trabajar?

R. Al día siguiente. Primero nos cortaron el pelo y nos afeitaron el cuerpo entero, para purificarnos, supongo. Cada vez que llegaba un tren era el mismo rito. Muchos días llegaban cuatro o cinco trenes. Había dos médicos que te examinaban: te miraban por detrás, y si veían que tenías las carnes del culo flojas, te ponían aparte para darte un tiro en la nuca. A los demás nos duchaban y nos pasaban a una mesa larga donde nos tatuaban el número en el brazo. El mío es el 182.727. Después te daban la ropa de un muerto, por aquella época ya no quedaban uniformes. Ahí le pregunté a uno de Salónica por mi hermano y me dijo que se había salvado con dos primos.

P. ¿Luego qué pasó?

R. Nos metieron en el barracón de la cuarentena. Si estabas enfermo, te descartaban. Tenían menester de personas para trabajar. Un día vinieron a buscar a 80 personas y yo dije que sabía hacer de barbero. No era verdad, pero todos dijimos lo mismo. Pasamos tres semanas en el campo de trabajo, barracones 9 y 11, rodeados por una alambrada de espino. Un polaco me explicó lo que pasaba. "Somos el comando especial y hacemos esto y esto". Mi obsesión era comer. Me dijo que los que trabajaban en el comando comían un poco más que los demás. Y que cada tres meses hacían la selección para que no hubiera testigos.

P. Y empezó a trabajar de barbero.

R. Me dieron unas tijeras muy grandes, como de poda. Cortaba el pelo de las mujeres muertas. Usaban los cabellos para hacer ropa, y también para fabricar moquetas para los submarinos. Un amigo dijo que era dentista y le dieron unas pinzas y un espejito para quitar el oro de la boca de los muertos. Trabajábamos 12 horas al día. Una semana de noche y otra de día. Era uno de los mejores horarios.

P. ¿Los que llegaban sabían que iban a morir?

R. Nadie lo sabía. Te decían que ibas a la ducha y luego a la casa. Te asignaban una percha para la ropa con un número, y te decían que lo recordaras para que no te lo robaran. La capacidad de la cámara de gas era de 1.450 personas, pero muchas veces metían a 1.700. Los comandos les ayudaban a desvestirse y les acompañaban hasta la única puerta. El gas lo metían los alemanes desde fuera por unas trampillas del sótano; venían en un coche con el emblema de la Cruz Roja para engañarles, sacaban una caja de metal, la abrían y metían en los agujeros las piedrecitas impregnadas de ácido cianhídrico. Con el calor de la gente, las piedras soltaban vapor, y por eso los más fuertes trataban de trepar a lo más alto para salvarse. Morían como moscas. Desde fuera, un alemán miraba por la mirilla y encendía la luz para ver si todavía estaban vivos.

P. ¿Y luego llegaba el turno de los barberos?

R. Primero tenían que sacar los cuerpos desde la cámara hasta el atrio, donde estábamos los barberos y los dentistas. Era difícil sacarlos, porque los cuerpos estaban atenazados unos con otros. Cuando nosotros terminábamos el trabajo, se subían los cuerpos en el ascensor hasta los hornos. Cada horno tenía tres bocas, y se metían los cuerpos de dos en dos en cada boca. Esos turnos duraban también 24 horas.

P. Coincidió usted en el campo de exterminio con Primo Levi [escritor judío italiano autor, entre otros libros, de Si esto es un hombre, un relato sobrecogedor sobre su estancia en Auschwitz] . ¿Qué le parece lo que escribió sobre los comandos especiales?

R. Primo Levi hizo cosas que no debió hacer. Escribió mal de los que trabajábamos allí. Dijo que éramos los cuervos negros. ¡Ojalá hubiera sido yo un cuervo negro para poder salir volando de allí! Mejor eso que dejar de ser persona y convertirte en un número. No teníamos elección. Trabajando no pasabas frío, dormíamos junto a los hornos, y comías un poco más. Mientras yo estuve allí, entre septiembre y noviembre de 1944, mataron a 741 sonderkommandos. Y antes de que yo llegara, a algunos cientos más. De más de 1.000, solo nos salvamos 70 u 80. Y con mucha suerte.

P. ¿Y cómo es posible soportar eso casi nueve meses, formar parte del engranaje?

R. La primera semana no entendías cómo no te volvías loco. Tenías un pedazo de pan en la mano y pensabas: "Con esta mano he tocado a los muertos". Luego, el cerebro cambia, te conviertes en un autómata, no piensas, sólo esperas no toparte con gente que conoces, cuando veías un conocido era terrible. Yo me encontré con mi primo León cuando ya llegaban los rusos, el último día. Me llamó y casi no le reconocía. Hablé con un alemán, le pedí que lo salvara, me dijo: "Aquí no se salva nadie". "León, no hay nada que hacer", le dije, y le pregunté si tenía hambre. Subí a buscarle una lata de sardinas y se la comió en un segundo. Me preguntó cómo iba a morir, si duraba mucho, le acompañé a la cámara de gas y luego le saqué...

P. ¿Usted se ha sentido o se siente culpable de haber sobrevivido?

R. No me siento culpable de nada... Tuve suerte. A los que no querían trabajar los mataban, a los que trabajaban, también. Para ellos, matar a 100 o 1.000 era la misma cosa. A veces llegaban tantos que los mataban a todos sin seleccionar a nadie. Otras veces había tantos trenes, que los dejaban allí y se morían dentro antes de salir.

P. ¿Cómo fue el final?

R. Dieron orden de limpiarlo todo para no dejar pruebas. Empezaron a destruir los hornos, cada día usaban a 1.000 niños para quitar las tejas. Cuando dieron la orden de evacuar, fuimos andando tres kilómetros desde Birkenau hasta Auschwitz, allí la gente estaba loca de contenta. Los de los comandos íbamos juntos, nos metieron en un barracón, y a medianoche entró un alemán preguntando quién había trabajado en los comandos, pero nadie dijo nada. A las cinco empezó la marcha de la muerte. Al que se caía, lo mataban. Solo quedaron atrás los enfermos, no los podían enterrar. Anduvimos dos días a pie, durmiendo al raso, hasta Mauthausen... Luego vine a Italia, conocí a Marika, tuve tres hijos estupendos...

P. Y finalmente se animó a contarlo.

R. Nunca encontré a nadie que me contara nada. Ni mi hermana, ni mi hermano, ni mis primos quisieron hablar... En Israel conocí al jefe del comando que nos salvó la vida, pero ya estaba muy mayor.... Sólo quedaba yo...

Fuente: Articulo Dominical del Pais

El metodo ZP

Con un poco de humor sale esta viñeta en el diario Publico a cargo de Manel fontdevilla

Fuente: Viñetas del Diario Publico de Manel Fontdevilla

21 mayo 2010

Maltrato

Pena
Los ojos entristecidos de la mujer denotaban la pena y el calvario que padecía, tres años llevaba con ese malnacido y no se atrevía a dejarlo por miedo a las consecuencias. Una y otra vez maldecía cuando lo conocía en aquel bar, al principio atento y amable, luego más tarde canalla y cabron sobre todo cuando bebía. Qué guapo era el muy cabron con sus vaqueros ajustados, su camiseta ceñida marcándole todos sus abdominales, sus ojos almendrados verdes con un mirar que te dejaba paralizada igual que una serpiente hipnotiza a sus presas, se me acerco lentamente mostrándome una hilera dientes blancos como la leche, cuando abrió la boca quede prendida a la entonación de su voz, gilipollas de mi que no supe ver lo que había detrás. Pronto me conquisto el muy canalla, cuando me tuvo bien agarrada empezó a no dejarme ver a mis amigas argumentando el muy cabron que me quería solo para mi, y yo tonta de mi le hice caso de lo enamorada que estaba, y empecé poco a poco a alejarme de ellas, el siguiente paso fue separarme de mi familia así me tenia controlada, ¡que ciega estaba!.
La primera bofetada me la pego en Navidad, cuando regresaba de la fantástica cena de empresa a la que el si podía acudir pero yo no, en la discusión que sobrevino cuando llego borracho a casa es cuando me la pego. Con la boca abierta me quede, ahí es donde me tendría que haber marchado abandonándolo, me dio pena al día siguiente y así me fue. A esta siguieron otras muchas y continuas visitas al hospital, siempre le perdonaba, luego paso al maltrato sicológico consiguiendo convertirme en una piltrafa asquerosa.
Todo paro durante una temporada al quedarme embarazada y conseguí ser feliz durante un tiempo, pensé que había cambiado, ¡Ilusa, tonta que fui!, al poco de dar a luz me arreo tal paliza que me dejo cuatro días en cama. Me dispuse a abandonarle e irme con mis padres, me amenazo con quitarme a mi hijo y me quede. El chico creció y vio lo que me hacia su padre sufriendo el a su vez.
Ahora después de tantos años me encuentro aquí de pie en la cocina mirando cómo se desangra debido a la cuchillada que le he metido en todo el cuello. Y es que ahora ¡Quería pegarle a mi chico! Y eso no lo podía consentir.

Esto quiere ser a mi manera un homenaje a esos cientos de mujeres maltradas en todo el mundo, desde aquí en mi pobre vocabulario transmitirles toda mi fuerza y apoyo.

¡NINGUNA MUJER MALTRATADA MAS!

José Manuel Angulo García
Zaragoza España 21 de Mayo de 2010

20 mayo 2010

MUJERES ENCARCELADAS CON SUS HIJOS

.

Estos impresionantes relatos son los que no se pueden tolerar y son los que se tienen que juzgar.


(PURGAS DE RICINO) La propaganda franquista tapó la crueldad aplicada
por la
represión del régimen a las mujeres republicanas/
El castigo del franquismo sobre las mujeres fue doble. Por “rojas” y por “liberadas”. De una punta a otra de la España sublevada,
se repitieron los mismos métodos de tortura física y psicológica. Se
pueden resumir en tres: las purgas con aceite de ricino para que su fuerte poder laxante depurara su “tóxico interior”, raparlas al cero para censurar su supuesto libertinaje, y la prohibición absoluta de mostrar cualquier tipo de luto a las viudas, hermanas y madres de fusilados. Muchas murieron presionadas para que delataran a sus parejas. Otras quedaron presas en la posguerra. Sin embargo, la
estrategia franquista diseñó un plan para que las únicas víctimas
femeninas que salieran de la memoria del conflicto fueran las monjas, a
pesar de que murieron poco más de 280 religiosas. Unas cifras muy
alejadas, por ejemplo, de las casi 500 mujeres que murieron en la
cárcel de Burgos a manos de los franquistas. Y más lejos aún de las
5.000 reclusas republicanas de la cárcel de Ventas (Madrid), a pesar de
que su capacidad sólo era para 450 personas. Dolores
Ibárruri, La Pasionaria, fue recibida en 1977 de su exilio en Francia
por una auténtica multitud. Entre el público apareció un grupo de
mujeres con un atuendo inesperado y un ramo de rosas rojas. Eran
monjas. ¿Religiosas recibiendo a una histórica dirigente comunista? En
la memoria de estas mujeres pervivía el momento en el que La Pasionaria
las protegió de los ataques de unos milicianos en un convento del
Madrid asediado de la Guerra Civil. La anécdota es de la inacabable
cosecha del poeta comunista Marcos Ana, presente en aquella festiva
recepción.Desde la muerte de Franco, decenas de historiadores
trabajaron para desmontar los mitos históricos de la dictadura. Una
interpretación dirigida por la jerarquía católica que mencionó con
intencionada frecuencia las atrocidades cometidas contra las novicias.
Pese a que, como es obvio, no debió morir ninguna, de una población de
45.000 monjas en 1931, fueron asesinadas 283, según los estudios de
1961 del obispo Antonio Montero Moreno que recoge el historiador Julián
Casanova en La Iglesia de Franco (Crítica). El régimen cultivó una
imagen paternalista sobre las mujeres, a pesar de reservar para ellas
un espacio ínfimo en la vida pública.“Los hijos no importaban”Los
investigadores
han encontrado descripciones sanguinarias. Fernando Obregón ha
documentado la muerte de 116 mujeres en Cantabria desde 1937, cuando la
provincia fue tomada por Franco. “A muchas las mataron sólo porque no
pudieron atrapar a sus maridos que habían conseguido huir a Francia o
estaban en el frente. No les importaba que tuvieran hijos o que
estuvieran embarazas”, resume. Y señala dos casos: una mujer de Los
Corrales fue fusilada pese a tener siete hijos, el menor de 10 años, y
otra, en Puente Viesgo, recibió la humillación de un cura por tratar de
lavar la ropa en el río un domingo. “Le tiró el balde al agua y le
dijo: ¿No sabes que no se trabaja los domingos?”. La humillación
continuó en la posguerra y, en ocasiones, más de una fue expulsada de
su pueblo.Muchas otras sufrieron la tortura de la prisión. Es
el caso de Blanca Brissac, la mayor de las 13 rosas, las mujeres del
penal de Ventas fusiladas en agosto de 1939. Blanca tenía 29 años, no
había ocupado ningún cargo político relevante y “era muy religiosa”,
tal y como describe el periodista Carlos Fonseca, autor de Trece rosas
rojas (Temas de hoy). Fusilaron a toda su familia. Sobrevivió su hijo
Enrique, que guarda la carta que su madre le escribió antes de morir.
En la misiva, Blanca le pedía que no guardara rencor a los verdugos, y
le rogaba que hiciera la comunión bien preparado, “tan bien cimentada
la religión como me la enseñaron a mí”, decía.Las condiciones
de la prisión marcaron a las supervivientes. “A algunas les pusieron
cuñas en las uñas, y les dieron corrientes eléctricas en los dedos y en
los pezones”, cuenta uno de los testimonios recuperados por la ex
presa republicana Tomasa Cuevas. El documental Del olvido a la memoria.
Presas franquistas, emitido en La Sexta, recuperó los recuerdos.
“Hubiera preferido que me siguieran dando palos antes de ver a una
compañera salir para no volver”, describe en aquel reportaje Concha
Carretero .Para Cayetano Ybarra, investigador en Extremadura,
aquellos castigos tenían mucho que ver con la concepción social que el
franquismo tenía de la mujer: “Era un objeto sexual de usar y tirar,
una sirvienta, como la describe Primo de Rivera en las normas de la
sección femenina. Por contra, en el bando contrario, formaban parte del
Ejército”. Esas posiciones enfrentadas explican el salvajismo de la
represión. “El gobernador militar llegó a mandar a las farmacias que
ahorraran todo el aceite de ricino posible. Las pobres defecaban vivas
en mitad del pueblo”, detalla.Pretendientes vengativosLa mayoría eran
atacadas por su relación con republicanos, pero no faltaron las
rencillas personales. Como el caso de Amparo Barayón, esposa del
escritor Ramón J. Sender, fusilada en Zamora por Santiago Vilora, un
pretendiente al que había rechazado en su juventud. En la cárcel, como a
otras mujeres, le arrancaron a su hija de seis meses de los brazos.
“Los rojos no tenéis derecho a tener hijos”, le dijo uno de los
guardianes, según relata Casanova en su libro. No existen números
globales de mujeres asesinadas. En lugares concretos como Zaragoza,
ciudad investigada por Casanova, el desfase entre la represión
practicada por uno y otro bando es importante. En las comarcas
orientales dominadas por milicianos anarquistas, murieron 17 mujeres.
En las falangistas, asesinaron a cerca de 300. Otro recuento
basado en los registros civiles es el de las 65 mujeres maestras
“depuradas” en la provincia de Salamanca. Su posición pública las hizo
un objetivo fácil. El Tribunal de Responsabilidades Políticas dictó el
fusilamiento de Esther Martínez Calvo, maestra de Salas de los Infantes
(Burgos), bajo el siguiente informe de la Guardia Civil: “Envenenaba a
los niños con sus doctrinas y propugnaba por el amor libre”. El párroco
colaboró en el linchamiento: “Su condición moral y religiosa ha sido
del todo negativa. Me aseguran que aún en sus vestidos lleva los
colores de la bandera comunista. En fin, que es una niña de mucho
cuidado”.

15 mayo 2010

Por Mi Madre y mi Abuelo

Por mi Madre y mi Abuelo, asi se titula el articulo publicado hoy en el plural y que os pongo a continuacon por lo bueno que es, espero que lo disfruteis y lo leais atentamente, porque no solo el fascismo hizo daño a la izquierda si no tambien a gente de derechas con valores.


Por mi Madre y mi Abuelo de Beatriz Gimeno
articulo del Plural.




Por mi madre y mi abuelo


El viernes me llamó mi madre cuando estaba durmiendo la siesta y me puse de muy mal humor. Me pongo así cuando me despiertan, tengo muy mal despertar. Me dijo: “Han suspendido a Garzón” y yo pensé: “Vaya noticia”. Lo había visto en el telediario y, además, era lo esperado. No había sido en absoluto una sorpresa. Volví a dormirme y cuando desperté la llamé a ver qué quería. No me contestó y yo dediqué la tarde a hacer mis cosas. No pude ir a la concentración delante de la Audiencia pero estuve hablando por el móvil con gente que estaba allí, tuve que quedarme en casa.
En fin. A las ocho de la tarde por fin mi madre descolgó el teléfono. Estaba llorando, me asusté mucho, pensé que la había pasado algo y así era pero no lo que yo pensaba. Me dijo: “Han suspendido a Garzón”. “Ya lo sé, era lo que se esperaba, pero aún hay que juzgarle”, dije yo, “pero ¿qué te pasa?”. Y volvió a repetir: “Los fascistas han echado a Garzón”, y añadió llorando: “Tú no sabes lo que eso significa para mí”. Me quedé helada, es cierto. En ningún momento de este proceso he pensado en mi madre, hija de un militar republicano a quien ella, cuando era niña, siguió por varios campos de concentración en España. No lo pensé, mi madre no habla mucho de política, ni de fascistas, ni de la guerra.


El viernes sólo acertó a decir eso: “Tú no sabes lo que eso significa para mí” y después añadió: “Tener que ver a esos fascistas, asesinos, que nos destrozaron la vida, y verles ahora diciendo que ha triunfado el estado de derecho…No hay estado de derecho, no hay nada, ellos ganan siempre”. La verdad es que no supe qué decir a mi madre, la tranquilicé, le aseguré que Garzón será declarado inocente y colgué muy nerviosa, nunca la había visto así.


Después, por la noche, pensé en mi abuelo. Era militar de carrera y un hombre de ideas que hoy consideraríamos conservadoras. Desde luego no era de izquierdas. Por eso, un día, siendo yo una adolescente de izquierdas que se peleaba con él le pregunté, rabiosa, que si era tan conservador por qué había luchado por la República. Me miró muy extrañado y me dijo: “Porque eso fue lo que yo juré. Juré lealtad a la República sabiendo lo que juraba, nadie me obligó. Yo nunca traiciono un juramento. Fui leal, simplemente.” Perdió la guerra, fue condenado a muerte, se la conmutaron finalmente y pasó años en varios campos de concentración. Después fue depurado, no podía trabajar, sufrió humillaciones sin nombre, como mi abuela, como mi madre. Mi madre dice que su infancia fue un infierno.


Esa misma humillación la sentimos muchas personas el viernes. No es sólo por Garzón por lo que ahora nos sentimos humillados. Es que en todos estos años de democracia no hemos podido ver la justa reparación para quienes dieron la vida por mantenerse leales, por no traicionar. Y no es sólo ver a Garzón injustamente apartado, es mucho más que eso. Es que, en realidad, mi madre tiene razón. Es que los fascistas han vuelto a ganar, como entonces. Espero no morirme sin ver a Varela juzgado por prevaricador.


Beatriz Gimeno es escritora y ex presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales


Fuente: el plural.com

04 mayo 2010

A ti Mama

A ti mama que me diste la vida,
A ti que cada vez que sonríes,
Iluminas el mundo.
A ti que con la paciencia que tuviste,
Me hiciste un hombre.
A ti porque con tu trabajo,
Me diste de comer cuando las cosas fueron mal.
Porque con tu esfuerzo y sacrificio,
Fuiste capaz de sacarnos adelante.
Porque cada vez que me miras,
Haces que dos lágrimas rueden por mis mejillas.
Y ahora miras a tu nieto,
Asomando al brillo, de tus ojos amor y ternura.
Ya eres mayor y cuando te miro,
Veo con amor, a la mujer que,
Me dio la vida.
Dedicado a mi madre, una de las dos mujeres que hay en mi vida.

José Manuel Angulo García
Zaragoza

30 abril 2010

Amor

Amor

Te miro, me acerco, te conozco

Te invito a mi casa.

Tú vienes. Charlamos, tomamos una copa,

Te beso, correspondes,

Me ofreces tu boca,

Labios jugosos y carnosos,

Tu lengua recorre la mía,

Beso tu cuello, deslizo mi mano por tu espalda,

Te estremeces, me estremezco, cuando me acaricias.

Caricias suaves y lentas,

Comienza la pasión,

Nos desnudamos lentamente,

Tus senos turgentes me miran desafiantes,

El calor es sofocante, arde la pasión,

Por la ventana entra la

Luz de la luna, bañando

Los cuerpos sudorosos que se entrelazan entre las sabanas….

Te toco me tocas, te beso, me besas…

Levemente te acaricio tus senos turgentes…

Tú te estremeces y te agarras más a mí…

Me acaricias, me estremezco y jadeo…

Comienzo, te aferras…

Me agarro a ti…

Suspiros, jadeos, besos…

Recorro tu cara surcando a besos los mil pliegues de tu piel…

Poco a poco llega el final…

Y la luz de la luna baña nuestro amor.



José Manuel Angulo

Zaragoza España

23 abril 2010

¿San Jorge o San Jordi?

Buenos dias a todos , estoy un poco harto la verdad de hoyr como se trastoca la historia dia tras dia, y de que aun a pesar de mi gran cariño a los catalanes y de todo lo que les rodea y de ser una magnifica comunidad, sigan algunos ninguneando a la mia que tiene un gran pasado, no en vano fue Coeona y uno de los pilares en la configuracion de España como reino, por eso si teneis ganas de leer os pongo un poco de historia en este post, simplemente para que esta no se olvide, y repito esto no va contra los catalanes gente a la que admiro profundamente.

de San Jorge, forjada en Oriente y difundida en Occidente de forma amplia a raíz de las Cruzadas, aúna la descripción del martirio del santo y el mito pagano de la victoria sobre el dragón, cristianizado a su vez por las fuentes medievales. La versión más antigua de la pasión del mártir es la de Pasícrates, tachada de extravagante por la Iglesia. Incluye sin embargo un dato de importancia: el martirio de San Jorge tuvo lugar el octavo día antes de las calendas de mayo a la hora sexta; es decir el 23 de abril al mediodía.
La Iglesia prefirió las denominadas Actas Griegas de San Jorge, conservadas en la edición de Lipomano y Surio, según un manuscrito vaticano en latín. No obstante la popularización de San Jorge vino definitivamente con la difusión de La Leyenda Dorada de Santiago de La Vorágine en el siglo XIII.
Anónimo (Jaca)
San Jorge parece ser el trasunto de un personaje histórico poco conocido, no obstante. La reinterpretación legendaria mezcla dichas reminiscencias con mitos. San Jorge habría nacido en Capadocia y habría sido instruido en la piedad cristiana por su madre, con la que marchó a Palestina, tras la muerte del padre. Por su origen noble fue nombrado tribuno militar. Rico heredero, al morir su madre, entró al servicio del emperador romano. Pero cuando ve las crueldades a que son sometidos los cristianos, reparte su riqueza y se enfrenta a las autoridades y al propio emperador.
Las fuentes hagiográficas recogen con variantes los terribles martirios a que San Jorge es sometido por defender su fe: atado a una rueda de cuchillos, arrojado a cal viva, sumergido en plomo ardiente, obligado a beber veneno, y finalmente, tras provocar conversiones y resurrecciones, es decapitado.
Jerónimo Cosida (Zaragoza)
La leyenda del dragón convirtió a San Jorge en un caballero vencedor de la tiranía. La ciudad libia de Silca estaba domeñada por un terrible dragón que se ocultaba en un gran lago. El monstruo despedía un terrible hedor que infestaba todos los alrededores. Había que alimentarlo para que no fuese a reclamar su comida a la ciudad. Llegó un momento que no hubo más alimento para el dragón que los propios habitantes de Silca, quienes debían sortearse el sacrificio.
Un día la mala suerte recayó en la hija del rey. La princesa, resignada a su destino, se disponía ya a cumplir su terrible deber, cuando apareció San Jorge. La doncella le contó la terrorífica historia y el santo caballero se enfrentó al dragón al que doblegó y entrego prisionero y moribundo a la princesa para que lo condujera a la ciudad. Cuando todos los habitantes de Silca se hubieron convertido, San Jorge mató al dragón.
José Ramírez (Zaragoza)
Este episodio del dragón llega a Occidente desde Siria en el siglo XI por medio de los cruzados. Simbólicamente el dragón enlaza con la idea oriental, especialmente sumerial, del gran adversario, y del caos primigenio de la cosmología mesopotámica. En el texto de la Leyenda Dorada alude a la peste, a las frecuentes y mortíferas plagas medievales.
La idea de enemigo primordial, y de la lucha heróica desplegada contra él, está además en relación con todos los mitos solares del Mediterráneo oriental, y es por extensión la representación del enemigo de Cristo y su pueblo. Enlaza por tanto con la lucha de la reconquista en territorio penínsular y con el milagro de la Batalla de Alcoraz en tierras aragonesas

tuvo lugar en el año 1096 en las cercanías de Huesca. El ejército aragonés asediaba la ciudad, dirigido por el rey Sancho Ramírez, desde el campamento establecido en el cerro de San Jorge. El combate queda trabado cuando llegan las tropas musulmanas desde Zaragoza y en él pierde la vida el rey Sancho Ramírez. La tradición asegura la aparición de San Jorge en la batalla, ganada por los cristianos. Huesca se rindió a continuación al rey Pedro I:
"...invocando al Rey el auxilio de Dios nuestro señor, apareció el glorioso cavallero y martir S. George, con armas blancas y resplandecientes, en un muy poderosos cavallo enjaeçado con paramentos plateados, con un cavallero en las ancas, y ambos a dos con Cruces rojas en los pechos y escudos, divisa de todos los que en aquel tiempo defendían y conquistavan la tierra Santa, que aora es la Cruz y habito de los cavalleros de Montesa.
Batalla de Alcoraz (Jerónimo Martínez, Teruel)
Y haziendo la señal al cavallero que se apeasse, començaron a combatir ambos a dos tan fuerte y denodadamente contra los Moros, dandoles tan mortales golpes, el uno a pie, y el otro a cavallo: que abriendo carrera por do quiera que yuan, recogían y acaudillavan los Christianos. El cavallero que traxo el santo martir, dize la historia de S. Iuan de la Peña alegada por Çurita, que era Aleman, al qual en aquel día y hora peleaba en Antiochia con los demas cruzados, mataron los moros el cavallo, y lo rodearon para matarle; y a este punto le apareció el gloriosos S. George, sin que el buen cavallero Aleman entendiese ni supiese quien era ... y ayudole a subir en las ancas de su cavallo, y sacole de su batalla, y subitamente lo transporto a Aragón, al lugar donde era la batalla del Rey don Pedro con los Moros, y señalole que se apeasee y peleasse.... Batalla de Alcoraz (Jerónimo Martínez, Teruel)
Espantaronse los enemigos de la fe viendo aquellos dos cavalleros cruçados, el uno a pie, y el otro a cavallo: y como Dios les perseguía empeçaron de huyr quien mas podía. Por el contrario los Christianos, aunque se maravillaron viendo la nueva divisa de la Cruz: pero en ser Cruz se alegraron, y cobraron esfuerço hiriendo en los Moros: y assi los arrancaron del campo y acabaron de vencer" (La batalla de Alcoraz según Diego de Aínsa, 1619).
Tras Alcoraz, y sobre todo a partir del siglo XIII, se populariza la protección de San Jorge sobre la Corona de Aragón, dando lugar a nuevas tradiciones sobre apariciones en combates. Jaime I, cronista y rey, cuenta que en la campaña contra Valencia algunos nobles y caballeros entre aragoneses y catalanes le explicaron que cuando ellos "estuviesen en un monte que ahora se llama Santa María del Puig, y contra ellos viniese toda la morisma, en la gran batalla se que se entabló entre ellos, se apareció San Jorge con muchos caballeros del paraíso que ayudaron a vencer en la batalla en la que no murió cristiano alguno".
Batalla de Alcoraz (Jerónimo Martínez, Teruel)

El mismo Jaime I narra que en la conquista de Mallorca, "según le contaron los sarracenos, estos vieron entrar primero a caballo a un caballero blanco con armas blancas". Para el rey este caballero fue San Jorge, "pues encuentro en otras historias que en otras batallas lo han visto muchas veces cristianos y sarracenos".
. Los cruzados habían traído desde Tierra Santa, donde San Jorge era famoso por sus proezas, el valor de lo maravilloso y la cortesanía que el santo representa. La condición de caballero y esforzado guerrero de San Jorge abocaba lógicamente su patrocinio sobre los ejércitos aragoneses empeñados en la Reconquista durante siglos.

quedó ligado a la figura de San Jorge a raíz de la tradición de la aparición del santo caballero en la batalla de Alcoraz. Alusiva a este episodio es la divisa de la cruz de San Jorge (cruz roja sobre fondo blanco) y las cuatro cabezas de moros. La divisa, convertida en la de Aragón, será citada en las Ordinaciones de Pedro IV el Ceremonioso, rey devoto de San Jorge.
Con ocasión del enfrentamiento con Pedro I de Castilla, el Ceremonioso envío cartas a sus ejércitos para que portasen "señeras con la señal de San Jorge" (1356-1359). Los reyes aragoneses adoptarán además como emblema el dragón - el drac- que aparecerá en las cimeras de sus vestimentas ornamentales. San Jorge presidirá la capilla del palacio zaragozano de La Aljafería y será invocado en todas las iglesias del Reino buscando su intercesión en favor de las victorias aragonesas. También será el patrón de la expedición a Grecia.
Escudo con la Cruz de San Jorge (Armorial de Aragón)
La devoción a San Jorge era casi exclusiva del monarca y los caballeros. Durante el siglo XIII las modas caballerescas favorecen la aparición de cofradías y órdenes militares, muchas de ellas bajo el patronazgo del santo. En la renovación de la caballería desempeñará un papel importante una obra, atribuida a Pedro IV, titulada "Obra de mosén Jordí e de cavalleria". Anterior a 1371 es la "empresa" también de Pedro IV que establece que "al servicio de Dios y de nuestra dueña Santa María y en reverencia del bienaventurado mosén San Jorge, se haga una empresa de nobles y de caballeros escritos en la forma que se dice y que se llame a los inscritos caballeros de San Jorge".
De especial importancia fue también la fundación en Huesca de la Cofradía de San Jorge, mencionada ya en 1243. Otra cofradía dedicada a San Jorge se instituyó en Teruel en 1263 con la protección del rey Jaime I.
El Rey de Aragón (Armorial Ecuestre del Toison de Oro)
En el siglo XV se constituye en Zaragoza la cofradía de Justadores, bajo el patrocinio de San Jorge. Cuando a comienzos del siglo XVI, Fernando II confirma su normativa, se ha convertido ya en el Capítulo de Caballeros e Infanzones de San Jorge. Llegó a reunir a la baja y alta nobleza aragonesa.
El influjo de la tradición georgina se advierte en la misma Diputación del Reino aragonés, que adoptará la simbología del santo en los sellos de validación de sus documentos, erigirá una capilla en su honor y dará su nombre a la sala principal del palacio, donde en un lugar privilegiado se colocará una imagen de San Jorge.
San Jorge en el Sello de la Diputación del Reino de Aragón

Las iglesias más antiguas consagradas al culto de San Jorge aparecen radicadas en tierras oscenses. Las primeras serían una en Monzón, citada en 1090, y otra la de San Jorge de las Boqueras, cerca de Huesca, de la que se tienen noticias en 1094, que debe ser la conocida como de San Jorge del Pueyo de Sancho, recuerdo constante de la batalla de Alcoraz. Otras iglesias dedicadas a lo largo del territorio aragonés se localizan por lo menos desde el siglo XVI en Alcará de Gurrea, Bastarás, Chimillas, Daroca, Alarba, Almonacid de la Cuba, Borja, Moyuela, etc.
                                                                      Fuente www.aragob.es













Puerta de Zaragoza (desaparecida) (Teruel)
Batalla del Puig (Marzal de Sas, Londres)
Natalio Bayo (Zaragoza)











Revista digital salamagA Marzo

Tambien en Daylimotion

Search


contador

Decora tu blog

Ayuda BLOG