10 diciembre 2009

La mejor maestra

Ahi os va una bonita historia para variar espero que se os salten las lagrimas como a mi.


La Mejor Maestra

1 comentario:

José María dijo...

Realmente es una bonita historia. A veces un pequeño detalle; dedicar un poquito de atención; escuchar a quien tiene un problema ... puede encender la luz que alumbre el camino a seguir en el futuro, puede ayudar a confiar y valorarse uno a sí mismo ...
Y especialmente si esto ocurre en la edad infantil. Quienes hemos trabajado muchos años con niños, lo entendemos perfectamente.
Un abrazo

Revista digital salamagA Marzo

Tambien en Daylimotion

Search


contador

Decora tu blog

Ayuda BLOG