10 marzo 2009

RESISTENCIA (A LOS HEROES Y HEROINAS DE ZARAGOZA)

Esta entrada es en memoria de todas las mujeres y hombres que lucharon en los fatidicos dias de 1808 en Zaragoza.

Después de varios días de combate conseguimos batir en retirada a las mejores tropas del mundo como eran las francesas. Ramón y yo estábamos exhaustos, sabíamos que volverían pronto y con refuerzos y no sabíamos si seriamos capaces de hacerles replegar otra vez .Aun quedaban en mi memoria los acontecimientos de los días pasados ,el retumbar de cañones me hacía todavía daño en los oídos, en mi memoria aun residía aquel fatídico 1 de Agosto cuando más de 15.000 franceses se preparaban para el asalto final. Durante tres días nos estuvieron bombardeando esos cabrones ,causándonos innumerables daños en las murallas de la ciudad, pasados los tres días consiguieron abrirnos una brecha por Santa Engracia, reculando nosotros hacia la calle de Azoque donde degollábamos y matábamos sin piedad, Allí cayeron el pobre Evaristo ,agricultor por más señas que se había venido a defender su ciudad de las hordas invasoras ,Evaristo era de Calatorao y dejaba una mujer y cuatro hijos ,que ahora se tendrían que hacer cargo de las tierras, también cayó el Padre Fernando ,Párroco de una iglesia pequeñita de torrero, esté era cachondo cada vez que degollaba a un francés le aplicaba la extremaunción, cuántas veces le decíamos –Padre en una de estas no lo cuenta-,y nos reíamos a carcajadas, el bueno de Agustín ,otro agricultor de las huertas que vino a defender la ciudad ante el llamamiento del General Palafox. En esas estábamos luchando cuando oímos el sonido de los cascos de caballos de la temida caballería polaca, no llego hasta nosotros ya que la gente le empezó a tirar desde los tejados tejas y ladrillos, donde los ciudadanos con un valor sin igual se echan entre las patas de los caballos acuchillándolos, lo que hace que se replieguen.
En estas conseguimos llegar hasta el final de la calle donde se emplazan unas piezas de artillería ligera y conseguimos aguantar por algún tiempo, finalmente consiguieron que huyéramos en desbandada, abandonando la lucha. Llorando veíamos como los franceses entraban en nuestra querida ciudad, en dirección a nuestro mercado; la calle San Gil y nuestro barrio de la Magdalena.
Huyendo estábamos como alma que lleva al diablo hacia el puente de piedra cuando nos encontramos un cañón de frente, en él un militarucho ordenándonos que volviéramos a luchar o disparaba el cañon, casi nos cagamos de miedo mi compadre y yo. Cogiendo dos fusiles de dos muertos nos dirigimos con otros paisanos a la batalla. Un gacho con traje de Fraile va y nos dice-si vamos por los tejados conseguiremos infiltrarnos entre ellos y luchar-rápidamente mire a Ramón y haciéndole un gesto con la mano en mi sien le indico que esta ido. Púes debíamos estar todos idos, porque aun no lo ha dicho y ya estamos por los tejados avanzando, de vez en cuando nos parábamos y matábamos a algún francés. Combatimos casa por casa, tejado por tejado, en definitiva conseguimos hacerles retroceder hasta las mismas puertas de la ciudad. En los días siguientes nos toco luchar cuerpo a cuerpo, habitación por habitación, y agujero por agujero. En estas estábamos cuando llego nuestro General con refuerzos y armas, logrando así el repliegue de las tropas francesas ante nuestros vítores. Pero como he dicho anteriormente sabíamos que los franceses no tardarían en venir otra vez, y está seguro que venían mas, con que en esas estábamos en este momento fortificando la ciudad y preparándonos para cuando llegaran, pero eso será otra historia……………


Un saludo para todas mis visitas

2 comentarios:

SHE dijo...

ghracias por esta càtedra de historia que desconocia Jose...

besos

Jose_65 dijo...

En mi ciudad se vivieron momentos tragicos en aquella epoca.En Zaragoza la gente apenas sabe de enclaves historicos de la ciudad ,una pena.

Jose Manuel

Revista digital salamagA Marzo

Tambien en Daylimotion

Search


contador

Decora tu blog

Ayuda BLOG