14 febrero 2009

EL ASESINO

Comenzamos a buscar pruebas alrededor del cadáver del pobre vigilante, el lugar parecía tan limpio que nos extrañaba .Habían limpiado todo con sumo cuidado ,no parecía un bosque mas bien parecía el interior de un palacio, no quería ni imaginarme lo que debió de sufrir el pobre hombre ,mas cuando nos dijo el forense que todas las heridas se las habían realizado aun con vida. Miré a la cara del vigilante y me fije en sus ojos estaban abiertos de par en par y su cara denotaba un terror indescriptible.
La herida que mato al pobre vigilante era una incisión en la yugular, el asesino había tenido la preocupación de llevarse toda la sangre, parecía como si hubieran colocado un balde debajo igual que se hace en la matanza , no había ni rastro de ella alrededor del árbol.
Dejamos a la policía científica haciendo su trabajo .Nosotros mientras tanto nos dirigimos hacia el interior del chalet para tener una presencia ocular de lo que allí había sucedido.
Lo que nos encontramos dentro nos dejo petrificados cada cuerpo estaba puesto de una manera diferente, los había torturado uno por uno, seguramente el resto vería como iba torturándolos lo que debió ser angustioso para las víctimas.
Los cuerpos se hallaban de diferentes formas y posturas ,el primero que encontramos fue el del empresario, la cara demostraba todo lo que había sufrido ,de idéntica manera encontramos el resto de los cuerpos, no quería ni imaginarme lo que debieron de sufrir al ver como morían unos a otros ya que los cuerpos se hallaban en la misma habitación. Carlos y yo nos pusimos manos a la obra, empezamos a recopilar información ,se notaba que el asesino era metódico y no había dejado nada al azar .La habitación se encontraba totalmente limpia ,no había rastro de sangre y eso era imposible ,ya no por la tortura sino por el posterior balazo que les pego a cada uno. Salimos a preguntar a la científica y nos dijeron que había limpiado toda la habitación con lejía lo que dejaba poco margen para pruebas, aunque nos dirían algo mas al practicar las autopsias y pasar por la base de datos alguna huella que habían encontrado, pero no nos dieron muchas esperanzas.
Eran las siete de la tarde cuando nos disponíamos a abandonar el chalet, en las inmediaciones ya se hallaban los buitres esperando a la carnaza; cámaras, fotógrafos, vecinos y alguno de los famosillos para ver si pillaba cacho. Antes de montar en el coche los de jefatura nos dijeron que se marchaban y que ya les mantendríamos informados, qué a partir de ahora estaríamos en contacto a través del comisario, escurrían el bulto aquello se les hacia grande, lo cual no nos extrañaba ni a Carlos ni a mí ,que podíamos esperar de hombres de despacho.
-¿Nos vamos a comer unos bocatas o que ?-pregunte a Carlos –creo que ya va siendo hora de que comamos algo ,esto no tiene que ser nada bueno para nuestro organismo –le dije.
-Por supuesto, ¿vamos donde siempre?.
-Si-le dije ,pero rápido que no aguanto mas.Cogimos el coche y nos dirigimos a la ciudad, en seguida empezaron los buitres a filmarnos y fotografiarnos , mal asunto mañana saldremos en todos los periódicos y revistas del país, lo cual limitaría nuestro trabajo, tendremos que ponernos fuertes, pense.


CONTINUARA.......

3 comentarios:

nieves dijo...

Parece que esto promete,a ver a ver el proximo capitulo.

Clarisa dijo...

Joer con la masacre¡¡¡ Eso si, sin perder el apetito¡¡¡
A ver que va ocurriendo...
Me gustaaaa.....

estoy_viva dijo...

Me esta recordando a una serie que hacen en la cuatro Dexter, que terrible que te asesinen como describes, y lo peor ser la ultima, ufff, ahora estoy mas intrigada que en el anterior episodio...y me pregunto ¿como se puede pensar en comer ante lo que hemos visto? ehh.
Pues espero ansiosa el siguiente capitulo de esta novela.
Con cariño
Mari

Revista digital salamagA Marzo

Tambien en Daylimotion

Search


contador

Decora tu blog

Ayuda BLOG